Compra de una propiedad: conceptos que debes conocer

Si estás considerando la compra de una propiedad, es posible que ya te hayas encontrado con conceptos como crédito hipotecario, pago de pie, dividendo, período de gracia, tasas de interés, compras en blanco o verde, y algunos otros más. Si aún no estás familiarizada o familiarizado con ellos, en este artículo podrás comprender estos términos y podrás tener más claridad antes de  comprar tu próxima vivienda.

¿Qué debes saber antes de comprar una propiedad?

Antes de tomar una decisión tan grande como ésta, deberás conocer y entender más sobre algunos conceptos básicos, para así evitar cometer errores que te hagan perder dinero, entre otras consecuencias. Toma nota:

  • Crédito hipotecario: Es un préstamo ofrecido por entidades financieras para la compra, reparación, construcción o ampliación de una propiedad. Por ejemplo, para la compra de una casa o departamento, los bancos en Chile generalmente ofrecen un préstamo de hasta el 80% del valor total de la propiedad, con un plazo de 20 y hasta 30 años, siempre y cuando cumplas con los requisitos.
  • Pago del pie: El pie es el porcentaje del valor total de una propiedad que deberás financiar tú mismo. Generalmente el pie exigido o no financiado por los bancos es de un 20%, pero puede variar dependiendo de la institución financiera y de tu propia situación económica. El banco realiza una evaluación de estos factores con el fin de entender cuál es tu capacidad de pago y, de esta forma, definirá el máximo de financiamiento que te otorgará. Hoy en día, algunas inmobiliarias ofrecen facilidades para pagar el pie en cuotas, las que variarán según el periodo en que el proyecto se encuentra en construcción.
  • Dividendo hipotecario: Éste, simplemente, es el monto que deberás pagar de manera mensual por haber solicitado un crédito hipotecario. El dividendo será establecido a la hora de firmar el contrato, y deberás comprometerte a pagarlo en el plazo establecido. Si cumples firmemente con esto, evitarás pagar intereses por mora, y/o poner en riesgo tu propiedad.
  • Período de gracia: El período de gracia consiste en postergar el inicio del pago de las cuotas del dividendo hipotecario. Hay instituciones financieras que ofrecen hasta seis meses de aplazamiento del pago del crédito solicitado. No obstante, pagar el primer dividendo un par de meses después puede tener un costo extra para el deudor hipotecario, ya que durante el período de gracia el crédito hipotecario puede devenir en intereses y, por consiguiente, los dividendos al pagar resultarán más altos.
  • Tasas de interés: Es un porcentaje adicional que pagas por el dinero que se te ha prestado. En otras palabras, es el precio que pagas por el préstamo recibido. Existen tasas de interés:
    • Fijas: No cambia el interés en ningún momento del crédito.
    • Variables: Se modifica el interés año a año según una base preestablecida con el banco.
    • Mixtas: Combinación de la tasa fija y variable durante el tiempo que pagas tu crédito.
  • Compras en blanco: Si te decides por este tipo de proyectos, debes saber que aunque la inmobiliaria cuente con el permiso de construcción, las excavaciones aún no se han iniciado y el proyecto solo existe en los planos.
  • Compras en verde: Consiste en comprar la propiedad cuando apenas se encuentra en construcción. Una de las ventajas de este tipo de compra es que te permite pagar el pie de la propiedad mientras se construye.

 

¿Cómo elegir la mejor opción y el mejor momento para comprar?

Es importante definir el valor que puedes pagar durante un periodo de tiempo, pues los créditos hipotecarios en Chile se deben liquidar en un plazo de 5 a 30 años. En algunos sitios web de bancos existen algunos simuladores que te permiten proyectar cómo quedarían tus cuotas dependiendo del valor prestado y el plazo elegido, por lo cual puedes comparar opciones, revisar las alternativas y encontrar la elección adecuada a tus necesidades, sin salir de casa.

No olvides que obtener un crédito hipotecario según tu sueldo es una de las condiciones mínimas que deberás acreditar para pedir el préstamo. El solicitante del crédito debe tener una renta mínima que sea compatible con los montos que va a pagar finalmente. Cada banco, dentro de sus requisitos, exige una renta mínima a la persona que solicita un crédito hipotecario, ésto según las políticas de riesgo de cada institución. Además, se debe tener una capacidad de endeudamiento compatible con el crédito que se está solicitando.

Las instituciones financieras conceden un monto máximo, cuyo pago del dividendo no puede exceder el 25% de tus ingresos por lo general.

Ahora que ya conoces los conceptos básicos a la hora de adquirir una propiedad, debes buscar una inmobiliaria reconocida y con trayectoria en el sector, la cual debe transmitir confianza y seguridad. Inmobiliaria Teja Sur cuenta con un amplio portafolio de proyectos, para cada etapa de tu vida, en las ciudades de Valdivia y Santiago. ¿Te gusta alguno? Visita piloto y resolveremos todas tus dudas, ¡te esperamos!

 

YOUR COMMENT
Hablemos!